Categorías
Uncategorized

Un aspirador de mano moderno, eficaz y estético

Un aspirador de mano es una de las opciones más prácticas y preferidas por muchos para mantener limpia y en orden la casa, pero la mayoría de ellos son aparatosos y pesados, lo que dificulta su uso.

Para animar a los habituales de este pequeño electrodoméstico se acaba de comercializar un aspirador diminuto que encima se puede tener a la vista porque su aspecto es muy estético, el de una bola de un atractivo color.

Se trata del aspirador de mano Orb-it de Black & Decker y con él se acabarán muchas broncas por ir dejando migas por toda la casa.

 

aspirador barato
Aspirador Orb-It de Black & Decker

Aspirador de mano moderno y original

Está disponible en varios colores muy llamativos y modernos: verde mar, rojo cereza, azul eléctrico, magenta, blanco perla o negro metálico, por lo que va a ser difícil decantarse por una sola opción.

Su modo de empleo es muy sencillo, con levantar ligeramente el asa sale por el otro lado la boquilla y ya está listo el aspirador.

Además no tiene necesidad de ningún molesto cable que nunca llega hasta donde se necesita, proporcionando al usuario libertad absoluta para llegar hasta el último rincón.

Por último, para el que piense que este aspirador de diseño tiene que tener un precio elevado, nada más lejos ya que cuesta un total de 59 euros. Una opción inmejorable para limpiar con estilo la casa.

comprar aspirador barato

Comprar aspirador de mano

Os dejamos un vídeo donde un usuario hace una demostración de la aspiradora:

¿Donde podemos encontrar esta pequeña maravilla?

Pues lo podéis encontrar en Amazon, aquí tenéis el enlace a la ficha de producto

También os dejamos el enlace a todo el catálogo de aspiradores de mano ordenados por popularidad. Podéis consultar los aspiradores más vendidos aquí.

Categorías
Uncategorized

Aspiradoras sin cable Dyson, la mejor elección

Las aspiradoras sin cable de Dyson tienen una gran historia detrás, la historia de un personaje singular…

El hombre detrás de las aspiradoras sin cable Dyson

A James Dyson siempre le ha gustado inventar cosas nuevas. Su primer producto, un curioso camión marítimo, nació en 1970 cuando Dyson estudiaba en el británico Royal College of Art. En 1991, creó la compañía Dyson, que facturó doscientos millones de libras sólo en Inglaterra el año pasado, gracias a los aspiradores Cyclone, líderes del mercado inglés.

Dyson siempre va acompañado de sus aspiradores, amarillos, morados y grises. Desecha la idea romántica del inventor frustrado y confiesa que su éxito se debe a que mi producto es el mejor’

No se considera un empresario, a pesar de que su compañía crece a un ritmo del treinta por ciento anual.

aspiradoras sin cable

El nacimiento del aspirador sin cable

¿Ves lo cómodo que es?’. Así, mientras limpiaba su casa un sábado por la mañana hace veinte años, se le ocurrió una idea que fue la raíz de lo que hoy es una compañía presente en más de diez países. Dyson pensó en crear una aspiradora innovadora. Después de cinco años y 5.500 prototipos nació Cyclone, un electrodoméstico de aspecto futurista. Junto a ella, nacieron también los problemas, que el título de su libro autobiográfico ilustra: A pesar de las circunstancias adversas.

Endeudado hasta el límite y con una hipoteca en su casa, este inventor-no empresario vendió su tecnología a una pequeña fábrica japonesa, después de verse rechazado por las grandes multinacionales.

‘El mayor problema al que me enfrenté fue a la competencia: Philips, Electrolux, Siemens…. Pero les he superado porque mi producto es el mejor’.

Dyson está convencido de que la clave del éxito empresarial se basa únicamente en la calidad del producto.

En 1986, Dyson se ve envuelto en un proceso judicial después de que una compañía norteamerciana afirmara que Cyclone era un fiasco. El proceso dura cinco años. En 1991 y rodeado de un equipo de seis ingenieros, Dyson comienza a fabricar sus aspiradoras, el germen de una empresa que hoy cuenta con 1.300 empleados. Pero nunca seré un empresario. Sólo soy un diseñador que también fabrica sus productos’.

[wp_ad_camp_1]

Dyson piensa con nostalgia en todos los inventos que tuvo que vender. En la carretilla de bola, en la estructura que alisa el césped o en su aspiradora con champú para limpiar alfombras.

El problema de los inventores es que la única moneda de cambio que poseen es la venta de las patentes. Yo les diría a todos los inventores que intenten fabricar y vender sus propios productos’.

James Dyson, de 51 años y uno de los hombres más ricos de Inglaterra, desconoce las previsiones de crecimiento de su compañía:

‘No me interesa el futuro como crecimiento económico. Sólo quiero dinero para inventar y crear nuevos productos. Invierto casi todo lo que gano en I+D’.

‘La sangre de la empresa Dyson son los ingenieros. De ellos estoy rodeado durante todo el día, planeando nuevos productos’.

Sin duda, un hombre genial! No es de extrañar que sus creaciones hayan sido consideradas las aspiradoras sin cable más potentes y revolucionarias del mercado.

¡Dále un vistazo a los productos Dyson!