Categorías
Uncategorized

Un robot de limpieza, tu mejor aliado contra las alergias

Una de las razones para comprar robot de limpieza es que facilita enormemente la lucha contra el polvo y los ácaros.

Un robot de limpieza ayuda a prevenir

El 50% de alérgicos lo son a los ácaros, muchos se diagnostican tarde. El polvo no es grata compañía, pero lo es aún menos para una de cada diez personas que termina desarrollando una alergia, según datos del Centro de Alergia y Asma.

La alergia a los ácaros que habitan en el ambiente representa en el Archipiélago la mitad de las conocidas, aunque muchos de los alérgicos tardan años en detectar esta patología. Si entre el 15 y el 20% de la población tiene algún tipo de reacción alérgica, su principal responsable son estos parásitos de 0,2 milímetros.

La rinitis es la manifiestación habitual de una dolencia que en muchos casos se diagnostica con años de retraso ya que no provoca muchas molestias. Estornudos, moquillo o conjuntivitis son los síntomas habituales y en estadios más avanzados: el asma.

Robot de limpieza y aspiradora para alérgicos

La empresa de aspiradoras Dyson aprovechó la presentación de su gama de productos allergy para prestar consejos sobre cómo evitar que estos parásitos acechen a nuestra salud.

Ventilar el hogar, aspirar colchones y cortinas, reducir las superficies que puedan atraer polvo y mantener un ambiente luminoso (el sol mata a los ácaros) ayudan a vencer a este convidado de piedra del calor hogareño.

Si no limpias puedes meter miles de ácaros en casa. La limpieza en el hogar es clave para los alérgicos al polvo. Según Dyson, en las zonas de costa se pueden llegar a acumular hasta 1.000
ácaros por metro cuadrado de polvo. Es decir, una casa de 100 metros congregaría 100.000 ácaros.

Dyson tiene un modelo de robot de limpieza especialmente indicado para este uso, y que gracias a sus complementos es la mejor solución para mantener a raya a la alergia. Se trata del modelo Dyson DC42 Allergy, y podéis dar un vistazo a su ficha de producto y las opiniones de sus clientes (en su mayoría muy positivas) en este enlace.

Si ya disponéis de alguna aspiradora Dyson, podéis adquirir el kit de complementos especiales de aspiradora para alergia.

robot de limpieza

Categorías
Uncategorized

Robot aspirador: De la inteligencia artificial a la limpieza del hogar

El robot aspirador es el electrodoméstico de moda en las casas del siglo XXI.

Si pensábamos que el futuro era ese lugar lleno de androides dispuestos a trabajar por nosotros, está claro que aún no hemos llegado a él. Pero últimamente, la posibilidad de acercarse a una tienda de electrónica y adquirir un robot, y que sea más o menos útil y simpático, sí que ha comenzado a formar parte de la realidad.

El robot aspirador que hace las tareas domésticas se empiezan a popularizar entre los consumidores

Aunque sus funciones suelen ser mucho más limitadas que aquellas que la inteligencia artificial nos auguraba: los robots a veces quedan relegados a la función de simples mascotas. La empresa estadounidense iRobot se dedica a dos negocios igualmente escabrosos: por un lado, la robótica militar (sus criaturas se pasean por Irak y Afganistán), y por otro, al desarrollo de robots aspiradoras

destinados a la limpieza del hogar, de los que ya ha vendido más de dos millones y medio de unidades. Hace un par de semanas anunció el lanzamiento de dos nuevos modelos que serán totalmente dis-
tintos a su clásica aspiradora de suelo Roomba, el robot de limpieza hogar por antonomasia.

El robot aspirador no está solo

Ambos continúan la apuesta de su fabricante por los autómatas destinados a un uso concreto, y lo suficientemente eficaces y asequibles como para justificar su éxito entre los consu-
midores. Looj, por ejemplo, se deposita en una cañería y acaba él sólo con cualquier tipo de suciedad que se encuentre. Y ConnectR sirve parahacer videoconferencias sencillas
con un miembro ausente de la familia.

Otro clásico dentro del grupo de los ambient devices (dispositivos electrónicos que cambian de estado para proporcionar algún tipo de información) es el simpático conejo inteligente Nabaztag, que comienza a verse en las estanterías de las grandes superficies de electrónica españolas a medida que se acerca la campaña navideña.

Por último, Sony, que más allá de su humanoide AIBO también aplica la investigación en robótica a objetos cotidianos, acaba de sacar a la venta en Japón un extravagante reproductor de mp3, Rolly, que baila y se mueve al son de la música.

Robot aspirador Roomba, la marca por excelencia

robot aspirador

Ya son muchas las generaciones de aspiradoras Roomba, pero la filosofía que ha hecho que se convierta en el robot aspirador hogareño más vendido del mundo sigue siendo la misma: se deja
colocado en el suelo y limpia la habitación sin pasar por alto ninguna esquina.

Y cuando acaba, pasa a la siguiente.

Podéis dar un vistazo a nuestra selección de aspiradoras para comprar el mejor aspirador robot del mercado. 

 

 

Categorías
Uncategorized

Aspiradoras sin bolsa , aspirador robot, ¿qué será la próximo?

 Aspiradoras sin bolsa, cómo ha cambiado la tecnología de las aspiradoras en los últimos años. El otro día hablamos de James Dyson y su genio inventivo. Su creación más conocida, la que supuso un punto de inflexión en su trayectoria, fue la aspiradora sin bolsa. Al principio intentó vender la patente a las fábricas que controlaban el mercado, pero todas le dieron con la puerta en las narices porque su idea amenazaba uno de los puntales del negocio: la venta de bolsas de recambio.

El boom de las aspiradoras sin bolsa

Dyson no se dio por vencido y siguió perfeccionando su proyecto con la fe de los iluminados. Entre el ‘eureka’ de su idea inicial y el modelo definitivo de aspirador transcurrieron catorce años de trabajo y 5.127 prototipos. Perseveró donde cualquier otro hubiese arrojado la toalla y al final apostó a lo grande: dado que los fabricantes seguían mirando la patente con recelo, se endeudó hasta las cejas para sacar el producto al mercado por sus propios medios. Año y medio más tarde la Dyson era la aspiradora más vendida del Reino Unido y también el germen de una empresa de 3.500 trabajadores con presencia en 50 países. ya en numerosos aseos de centros públicos.

Llega el aspirador robot y las aspiradoras ya van solas

Un aspirador robot inteligente, de funcionamiento totalmente autónomo, ya se pueden comprar en las tiendas a un precio entre los 25 y los 600 euros. Se caracterizan por integrar un sistema de navegación por sensores y ultrasonidos o por rayos infrarrojos, que les permite desplazarse por las diferentes habitaciones sin chocar con objetos, por pequeños que sean, y con la seguridad de no caer por escaleras o atascarse en rellanos. 

aspiradoras sin cable

Barren y aspiran a un rimo de unos 15-20 m2 por hora y cuentan con una estación base a la que acuden cuando es necesario para recargar la batería y vacíar el recipiente para la suciedad. Con una célula fotoeléctrica conocen la cantidad de suciedad en el suelo, por lo que pondrán en marcha el programa de limpieza más adecuado.
Una ayuda notable en el hogar aunque no sustituyen la periódica limpieza a fondo del domicilio, sí permiten un impecable mantenimiento.

Los modelos que se comercializan en la actualidad podrían verse superados en breve por equipos más avanzados, que se caracterizarían por ser conscientes
de su localización en la casa. Se prevé que para el 2015 estos productos puedan integran visión estereoscópica que les permita encontrar objetos perdidos. Superado el 2020, la tecnología estará en condiciones de fabricar aspiradoras con brazos ortopédicos para recoger suciedad del suelo, lo que se denomina limpieza en 3D.

Y Dyson asegura que el próximo año podría lanzar un modelo parlante, en el que la función de voz serviría para comunicarse con el centro de asistencia técnica en el caso de que algo falle.

¡Dále un vistazo a las mejores aspiradoras sin bolsa o compara los mejores ofertas en aspirador robot!

Categorías
Uncategorized

El inventor de las aspiradoras

Las aspiradoras como metáfora. Los expertos insisten en invocar un principio universal en el mundo de la innovación: no solo de grandes y complejas tecnologías vive la evolución de la humanidad; el hallazgo de grandes y prácticas soluciones a pequeños problemas cotidianos también ha escrito páginas de la historia, aunque sea con minúscula. Es el caso del nacimiento de la aspiradora.

Puede parecer frívolo, quizá un asunto menor y de escasa trascendencia, pero en los albores del siglo XXI, donde el confort en el hogar dejaba aún mucho que desear y el desarrollo de las máquinas era imparable, la patente de este electrodoméstico impulsó a su creador del origen más humilde al negocio multinacional.

¿Quién invento las aspiradoras?

James Murray Spangler, tal y como lo describen los documentos del archivo histórico de su ciudad natal, Ohio (EE UU), trabajaba como conserje en unos grandes almacenes, como encargado del mantenimiento de los mismos.

Durante años, padeció los estragos del asma y, aunque solo fuese una intuición, llegó a estar completamente seguro de que su dolencia se debía al polvo que desprendían las alfombras que limpiaba en su lugar de trabajo.

A esta circunstancia le buscó una solución de andar por casa. Montó una barredora vertical y mecanizada de alfombras sirviéndose de un palo vertical, una bolsa de tela (dicen que una funda de almohada) y un pequeño motor automático con capacidad de succión ubicado en la zona de los cepillos y conectado con la bolsa. Corría el año 1907 y aquello era el germen las aspiradoras, un producto que no faltaría en ningún hogar.

aspiradoras
Cierto es que cuatro décadas antes de la idea de Spangler, otro norteamericano, Daniel Hess, creó una máquina capacidad de limpiar las alfombras con una filosofía parecida, pero funcionaba con un depósito de agua y era demasiado aparatosa como para ser producida en serie y estandarizada. Su peso de 40 kilos la dejó en casi una anécdota.

Quizá el conserje de Ohio se inspiró en el sistema de succión de la antigua máquina, pero tuvo dos aciertos importantes: ideó un aparato manejable y fácil de fabricar y, después de mejorar el diseño original, lo patentó. Las aspiradoras habían nacido.

A diferencia de otros muchos casos, en esta ocasión el documento oficial no se quedó en un cajón. Spangler tuvo la suerte de contar con lo que hoy llaman un ‘bussines angel’, al que llegó gracias a su red de contactos: su prima hermana. Ésta estaba casada con William Hoover, un empresario con recursos y visión. Invirtió en su patente y nació la compañía de ‘la escoba eléctrica de succión’.

Con el tiempo, Hoover pagó lo suficiente por la empresa como para cambiarle el nombre y la convirtió en un imperio internacional.

En EE UU causó furor. Al principio, como dato curioso, solo los hombres utilizaban la aspiradora, al considerarse que estas no estaban hechas para las mujeres. Y los grandes hoteles y las empresas eran los principales clientes. Pero el hecho de que tener el aparato fuese sinónimo de estatus social, sumado a su carácter práctico, hizo que muchos hogares no quisieran perderse la última innovación. Los empresarios estaban tan convencidos de su éxito que en solo tres años abrieron una planta de fabricación en Canadá y en una década lo hicieron en Inglaterra. El impacto de la ‘escoba eléctrica de succión’ en la sociedad es un ejemplo digno de estudios sobre las marcas. Hoy, en el mundo anglosajón, hacer el ‘hoovering’ es pasar la aspiradora.

El despegue de las aspiradoras

Hoover abre una planta en inglaterra. Los hogares pudientes no prescinden de modelos que cambian poco la esencia inicial. Una decena de grandes firmas multinacionales ya las fabrican, con la bolsa integrada. Tras décadas de mejoras técnicas, nace la más innovadora: el aspirador robot.

¿Tienes dudas sobre qué aspiradora comprar? Dále un vistazo a nuestra tabla comparativa de aspiradoras, seguro que te ayuda a decidir!